La realidad aumentada en nuestras vidas

Desde que en el 2010 Apple presentara su iPad, basado en su exitoso iPhone, y alcanzara el éxito comercial, todos los fabricantes de equipos electrónicos presentes hoy en el mercado han lanzado sus propias Tablets. Las hay de diferentes tamaños, aplicaciones, precio y sistemas operativos. Todas combaten para aumentar su cuota de mercado.

Y en lo que llevamos de siglo XXI también han aparecido con fuerza los teléfonos móviles y los smartphones que además de llamar o enviar mensajes escritos permiten muchas otras funcionalidades como fotos, agenda electrónica, despertador, calculadora, GPS, reproductor multimedia, correo electrónico, …

Todos estos dispositivos están presentes en nuestra vida cotidiana. Basta ir en metro, en bus o en tren para ver cómo los jóvenes y no tan jóvenes, cabizbajos, devoran la información que aparece a través de sus pantallas.

La información está por todos lados. Estamos rodeados de información y aún queremos más. La realidad aumentada está teniendo mucho éxito precisamente por esto. Porque añade más información a la de los propios objetos.

La tecnología de la realidad aumentada se está aplicando cada vez a más cosas y de los más variados ámbitos: libros, gafas, cómics, camisetas, discos, … Todos ellos ofrecen con la realidad aumentada más información.

La cuestión es que vivimos permanentemente conectados, en un mundo lleno de datos y con poco tiempo para procesarlos. Pero nunca debemos usar nuestra tablet como matamoscas, por ejemplo!

Deja un comentario